Pasión por Murakami

La semana pasada os hablé de la importante labor que realizan los traductores para la transmisión de la cultura. Fue un pequeño aperitivo previo al acto que os presento hoy.



Con la cubierta de su última obra, Casa Asia invitaba a todo el que quisiera a una velada especial llamada:Passió per Murakami.



Podéis echarle un vitazo a la información general del acto en este PDF.


El pasado martes 24 teníamos una cita a las 7 de la tarde en Avenida Diagonal 373, la sede de Casa Asia en Barcelona. Llegamos a las 6.30 y ya había cola ¡y eso que Haruki Murakami no iba a estar! El autor japonés, poco amigo de entrevistas y cámara, era homenajeado por su trayecto, las pasiones que levanta y por ser el nuevo Premio Internacional de Cataluña 2011. 

El acto estaba organizado por Casa Asia, Editorial Empúries -encargada de los libros de Murakami al catalán- , Anima -programa de TV3 que prepara un reportaje sobre el autor- y con la especial y muy deseada colaboración del grupo Nomo – restaurante japonés de grandísima reputación que invitó a los asistentes al final de la velada a una degustación gratuita de su mejor sushi.



De libre entrada pero con aforo limitado, la sala se llenó en cuanto abrió sus puertas. El acto empezó con unos minutos de retraso, esperábamos a la actriz Alba Pujol, que llegaba de ensayar en el Teatre Lliure y fue la encargada de leer dos fragmentos de 1Q84.


El director de Casa Asia, Rafael Bueno, recibió a todos los asistentes y dio paso tanto a la joven actriz como a Toní Puntí, director y presentador del programa Ánima, que fue el encargado de moderar y dirigir el acto.



Dos sorpresas nos esperaban para empezar: un adelanto del Libro 3 de 1Q84, que saldrá a la venta a finales de año y un vídeo sobre el autor.



Y aún no repuestos de tener un adelanto en nuestras manos, la bonita voz de Alba Pujol nos devolvía al principio de 1Q84, acompañada por la Sinfonietta de Janácek, pieza que se menciona en esa parte del libro.


Tras ello, un vídeo de una entrevista con Isabel Coixet, admiradora declarada del escritor japonés, otra persona rendida ante la obra y los mundos que nos transmite con cada uno de sus libros.


Entonces se dio paso a los invitados:
Eugènia Broggi, editora de Empúries
Albert Nolla, traductor del japonés al catalán, ha traducido la mayoría de las novelasde Murakami
Jordi Mas, traductor del japonés al catalán, ha traducido 1Q84
Lourdes Porta, traductora del japonés al castellano
Xavier Ayen, periodista de La Vanguardia



Hablaramos con Puntí sobre el autor, sus libros y la labor de traducirle. Nolla comentó que “escrive más sencillo” que la mayoría de japoneses, Porta no quiso dejar escapar la oportunidad de decir que esta facilidad para traducirle pueda estar relacionada a que “es un traductor también”. No olvidemos que Murakami ha dedicado parte de su tiempo a traducir autores estadounidenses al japonés como F. Scott FitzgeraldRaymond Carver o John Irving. Mas, el traductor al catalán de 1Q84, dijo que “tiene un ritmo muy rápido, de maratón”, haciendo referencia a la otra pasión del japonés: correr.


Quisimos saber que tiene que ver el 1Q84 de Murakami con el 1984 de Orwell y Jordi Mas intentó iluminarnos. Dijo que leyó tanto a Orwell como Un mundo feliz de Huxley para entender en que terrenos se movía antes de empezar a traducirlo a destajo. Lo encontró más Huxley que no Orwell, pero no dejó de ver relaciones entre el Gran Hermano y la Little People. Y destacó la crítica social inherente en el obra, que a pesar de que se acuse al japonés de no ser una persona implicada, todos coincidieron en que no es así.


El periodista de la Vanguardia, Xavier Ayen, habló de sus entrevistas y contactos con el escritor. Básicamente por e-mail, comentó que se toma su tiempo para contestar, y su espacio. Una vez le envió una entrevista de 20 preguntas, Murakami contestó las 7 que consideró más importante pero a lo largo de ¡5 páginas! Dice que siempre procura no ser banal, y se toma su tiempo para contestar. De su manera reflexiva al hablar se ve que es una persona solitaria.

La pregunta estrella tuvo una respuesta casi unánime: ¿Con qué obra de Murakami os quedáis?
Tokyo Blues.


Nolla se decantó por Crónica del pájaro que da cuerda al mundo y los demás, incluida Isabel Coixet en su video-entrevista se rendían ante el Norwegian Wood


Divertida intervención de la editora de Empúries en catalán, Eugènia Broggi, que nos dijo que nada más entrar quiso ver el Tokyo Blues, como renombraron, editada en catalán. Nos comentó que pagó la novatada. El japonés es un autor que debe aprobar todo cambio de título y portada de sus obras, cuando vio lo que había hecho Tusquets lo calificó simplemente como espantoso. Tras varios errores consecutivos y mucha lucha lograron arreglar el problema y que Murakami no se fuera a otra editorial. 


Se procedió a entregar los libros dedicados por el autor a los ganadores del concurso organizado por Anima y luchar por el delicioso sushi, todo un placer, Itadakimasu!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s