¿Cantera, cartera? Coherencia

El mercado de fichajes es la peor época para todo amante del fútbol: rumores de idas y venidas, ruido, falsas alarmas, chaquetismo por dinero, decepciones, negociaciones eternas… A los seguidores de este deporte nos gustan los partidos épicos, las finales, las clasificaciones ajustadas, las jugadas de ensueño. ¿Hace falta todo el verano para estos rollos?
 
Hablar de todo el mercado requeriría un blog entero, así que me voy a centrar en uno, en el único equipo de la liga BBVA que no ha hecho ninguna incorporación aún: FC Barcelona. Veamos como está su situación:

 
Fuente: Marca.com
Fuente: SPORT.es


La delicada situación financiera del Barça obliga a que las salidas dejen hueco y metálico en caja para poder encarar mejor las altas marcadas por unos precios inflados. Han habido un total de 5 altas por regreso de cesión y 1 (que pueden ser 2) por paso del filial al primer equipo. De éstas, se intentará buscar salida a todos los cedidos, a ser posible con un traspaso. Pero empecemos a hablar de las incorporaciones.

La Masía

La Masía podría decirse que es, a día de hoy y abalada por su triunfos colectivos e individuales, la mayor escuela de fútbol española y puede que europea del momento. Los equipos alucinan con los jóvenes jugadores que en distintas categorías dejan su sello, a la vez que intentan pescar en ella antes de que sean profesionales y les salga demasiado caro (no daremos ejemplos). 


Además es uno de los baluartes y mayor orgullo del equipo. Seis debuts esta temporada, ocho canteranos en la final de la Champions, dos jugadores como son Sergio Busquets y Pedro Rodriguez que han dado el salto de segunda B a campeones del mundo, Messi mejor jugador del mundo y el entrenador, Pep Guardiola, de recogepelotas a ganar 11 títulos en tres años entrenando al equipo de sus sueños. Impresionante Masía.


Como tal, cada año se presume de los chicos que vienen, se les anima haciéndolos debutar, incorporándolos a la pretemporada del primer equipo, a las finales. Está claro que la maquinaria de la Masía está perfectamente engrasada y no deja de producir joyas listas para acabar de pulir y unir a la corona del barcelonismo.



En estos tiempos de crisis todos quisiéramos que el dinero cayera del cielo, Sandro Rosell también. Pues a pesar de convertirse la temporada 2010-2011 la más laureada de la historia del FC Barcelona, la deuda es grande. Por eso el presidente recuerda que no hay dinero que derrochar (45 millones para fichajes) y se recortará en todas las secciones (deficitarias en su total). 


De hecho nada más llegar Rosell al poder del club tomó dos decisiones arriesgadas: la venta de Chygrynskiy de vuelta al Shakhtar Donetsk y la cesión con opción a compra de Ibrahimovic al AC Milan. En ambas operaciones perdiendo dinero. La primera para hacer caja y la segunda influida por aspectos deportivos. 


La apuesta por una política de austeridad de Rosell parecía clara, de hecho, hace poco ha declarado que las fotocopias en el Barça se hacen en blanco y negro para ahorrar en tóners. ¡Cualquiera diría que se trata del equipo campeón de la Champions!





Pero… Sí, siempre hay un pero. Porque las cosas nunca son como se dicen, ni nada es lo que parece. Empecemos con los peros a la cantera:


El Barça presume de cantera…

                                           
Jeffren
 
… pero con Puyol lesionado, Abidal de baja, Milito que no cuenta y las oportunas lesiones de Adriano y Maxwell, jugaron antes Busquets y Mascherano fuera de su sitio que los Fontàs, Bartra o Montoya.
                                              
Bojan
 
… pero a la hora de hacer caja se mira antes, o eso parece, a sacar tajada de las jóvenes promesas. De hecho a Bojan le falta poco para emprender el camino a Roma previo pago de 10 millones. Y Jeffren suena como moneda de cambio. Recordemos que Nolito ya se fue al Benfica.
                                              
Thiago

… pero se buscan fichajes de más de 30 millones antes de mirar en casa que salen gratis, sin periodo de adaptación. Alguna de las incorporaciones cortarían la progresión de jugadores como Thiago posible perjudicado para traer a Cesc.


Y los peros a la supuesta política de austeridad de Rosell:


El Barça no tiene dinero…

Alexis Sánchez

… pero persigue jugadores como Alexis Sánchez (primero valía 30, ahora el Udinese ya pide 50 o más), Cesc (de los 40 no se apena el Arsenal), o Rossi (otros 30 millones que quiere el Villarreal).

Rossi
 
 … pero antes de comprar un defensa a precio Maxwell con rendimiento similar, se miran delanteros carísimos teniendo en la plantilla ya a jugadores como Messi, Villa, Pedro, Bojan, Jeffren o Afellay. Sin contar a Iniesta que puede actuar como extremo si hace falta.
 
Cesc
… pero busca refuerzos caros antes de ver si alguno de sus olvidados cedidos (sobretodo pensando en Henrique o Keirrison que no han tenido ocasión de demostrar nada) pueden ayudar reforzando como suplentes la plantilla.

Toda crítica debe ser con fundamento por eso tampoco quiero dejarlo así sin matizar ciertos aspectos.


Primero: la venta de Bojan. Creo que es algo necesario desde hace 2 o 3 temporadas. El salto al primer equipo fue precipitado y no ha madurado como jugador y la explosión de Pedro o los 9 no le permiten crecer como debería haber hecho. Recordemos que el Barça se reserva la opción de recompra por dos temporadas. Luís Enrique cuidará bien de él, el chico necesita jugar.


Segundo: no todos van a subir. Un equipo de primera debería oscilar sobre los 22 jugadores, cada puesto doblado. Cada año puede subir uno o dos, como hasta ahora. Hay demasiados valores y no todos caben. Cesión o ventas con opción a recompra son buenas opciones para que se curtan y crezcan pero sin perderlos de vista. 


Tercero: ¿un delantero? Creo que con los que hay en plantilla está bien, sin, teníamos a Nolito y tenemos a Jonathan Soriano, 32 goles en Segunda, acostumbrado al estilo de juego, mejor suplente y gratis.


Cuatro: ¡defensas! No pueden llegar los momentos claves de la temporada, ganar o perder todo y tener solo a Alves y Piqué en forma. No, no y no. Que suba Fontàs y venga alguien más o suban a otro. 


Quinto: Cesc. Xavi tiene 31 años, ok, hace falta tener a su relevo a mano. El estilo de Cesc es más a Xavi como el de Thiago es más a Iniesta. El precio es excesivo. Yo no pagaría eso ahora por él y no echaria a Thiago. Si viene, a un precio razonable y que se quede el joven canterano o es que pretende la directiva esperar a que Thiago tenga 24 años y valga 50 millones para repescarlo.


Entiendo que no es sencillo, los equipos piden el oro y el moro, la competencia cada año es más exigente, las dificultades mayores, hay que mejorar el equipo. Pero señores, coherencia, no presumamos de una cantera que no juega cuando hace falta y vendemos por cuatro duros, ni lloremos la falta de dinero para después dejarse millonadas en un jugador. Solo pido eso, se haga lo que se haga, que sea coherente. Si no hay dinero, no se tire la casa por la ventana y se apueste por los de casa, sin volverse loco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s