Glee

 

Glee se estrena en 2009 bajo la sombra amenazante del “Oh no! otro High School Musical!”. Por suerte, nada de eso. Sí, es una serie musical, pero también una comedia con sus problemas y estereotipos de serie de instituto americano (las animadoras, los jugadores de rugby, los marginados).


 
A mí no me gustan los musicales, ni los momentos en que deciden que un actor tiene que cantar sí o sí. Me suele dar vergüenza ajena, en serio. Pero me gusta probar antes que nada, y aunque ver cantar actores sin ton ni son me da ganas de cambiar de canal, películas como Moulin Rouge, Chicago y la serie Glee, dan gusto.
 

 

 
El Glee Club es el coro del instituto William Mckindley, y Will Shuster sueña con hacerles ganar un campeonato nacional, pero no va a ser fácil. Con sólo Artie, Tina, Mercedes, Kurt y la omnipresente repelente Rachel, no dan. Los chicos del equipo de rugby (Finn, Puck, Mike y Matt) y algunas animadoras (Quinn, Brittany, Santana) se acaban uniendo por diferentes motivos y causas. Con la entrenadora de las cheerleaders, Sue Sylvester tiene un doble objetivo en la vida aparte de ganar Campeonatos nacionales con sus chicas: destrozar el Glee Club y meterse con el pelo de Shuster. La orientadora Emma Pillsbury con un grave TOC (Transtorno Obsesivo Compulsivo). Y el director Figgins, es de los personajes más surrealistas y divertidos de la serie y, sinceramente, ¿no es el tio que hacía de Oompa Loompa en Charlie y la fábrica de chocolate.

 

 
¿Qué engancha de Glee? La manía que le coges con increíble facilidad a Rachel (aunque mejora con el tiempo y mucho), la cara de pánico y de tonto de Finn, la gran frase de Mercedes en la primer capítulo “Paso de tener que hacer los coros, soy Beyoncé no una principiante”, los granizados y los increibles Mash up (mezcla de dos canciones) y los no pocos momentos entre absurdos y divertidos. Las versiones de grandes éxitos y hits del momento: Madonna, Britney Spears, Barbra Streisand, Lady Gaga, Katy Perry y muchos clásicos (más de los que les gustarían a los chicos del New Directions). Además trata muchísimos temas en sus capítulos: la homosexualidad, la virginidad y los embarazos adolescentes, la aceptación y superación, el compañerismo, el alcohol en la adolescencia. Es también destacable ver que aunque estereotipados (que es parte de su gracia) los personajes evolucionan sus maneras de ser.
 
Con dos temporadas y la tercera preparada lista de estreno para el 20 de setiembre, será la “última” de los personajes ya conocidos, pues se gradúan (aunque algunos seguirán en la serie). Pero el Glee project (una especie de OT para pasar a formar parte de Glee) ya prepara la nueva hornada.
 
Aunque los capítulos de Madonna (1×15) y Britney Spears (2×02) son una joya en sí mismos, os dejo algunos de los números que más me han gustado aunque la verdad, hay tantos, que estos sólo son una pequeña muestra. Sé que me dejo muchos, pero hay tantos… 
 
And that’s what you missed on Glee.



Regional de 1a temporada (1×22 Journey to Regionals)

Songs: Faithfully, Any Wat You Want It, Lovin’, Touchin’, Squeezin & Don’t Stop Believing



It’s my live/My confessions (1×06 Vitamin D)



Start me up/Livin’ on a prayer (2×06 Never Been Kissed)



Singing in the Rain/Umbrella (2×07 The substitute)



Born this way (2×18 Born this way)



Thriller/Heads Will Rock (2×11 The Sue Sylvester Shuffle)



Empire State of Mind (2×01 Audition)

 
Anuncios

Un pensamiento en “Glee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s