Creerse Dios siendo un tubo

Metafísica de los tubos (Métaphysique des tubes )
Autor: Amélie Nothomb (Japón-Bélgica)
Editorial: Anagrama (2001)
Nº de páginas: 144
Género: Surrealismo. Vida Cotidiana. Autobiográfico.
Sinopsis de la contraportada:
Esta novela narra los primeros años de la vida de una niña obsesionada por el agua que, disconforme con su entorno, adopta la inerte forma de tubo como condición existencial. Con la crueldad, realismo y humor a que nos tiene acostumbrados, la autora rememora episodios de su infancia japonesa en un relato que, como su aplaudida novela Estupor y temblores, posee una gran carga autobiográfica y vuelve a deslumbrarnos con fogonazos de humor descarnado e impactante.
 
El título de la entrada parece no tener ningún sentido o es muy difícil imaginar a que puede referirse. Tranquilos, hablamos de Amélie Nothomb, es normal. 

Nothomb destaca por ser una autora muy especial, lees cosas y dices ¡dios mio! está un poco como una regadera pero con grandes dosis de humor, interesante y muy rápido de leer. Si os leéis su biografía después de leer el libro os daréis cuenta que es prácticamente sus primeros años de vida. Obviemos el hecho de creerse Dios y sus pensamientos filosóficos.


Es un libro muy interesante para aquellos interesados en Japón. ¿Os imagináis vivir en una casa con suelos de tatami y su jardincito japonés? Son símbolos, más o menos representativos, pero nos encantan y nos hacen soñar con lo exótico que nos sigue pareciendo Japón. Y el idioma. Hasta la protagonista, como voz de su autora, flipa con algunas que tienen. Por mucho que aprendas japonés, entenderlo es otro mundo.


Además de divertido, y japonofilo también es reflexivo. La vida solo merece la pena cuando hay placer. ¿Y la muerte que es? Un estanque de carpas y dejarse llevar. Hay ciertas cosas que te dan que pensar. Tampoco es para tomarte el libro totalmente a la ligera.

Amélie Nothomb es una tía rara. Pero le cunde y mucho. Dice que escribe tres o cuatro obras al año y publica solo una. Y eso desde 1992, así que hay muuucha Nothomb. Escribir fue su terapia para superar la anorexia. Su propia vida alimenta parte de su obra y lo demás lo llena de situaciones extravagantes y mucho humor. 
Este libro puede que se centre en el mayor de sus debates, sentirse japonesa en el país que nació pero que sin embargo nunca te reconocerá como una de ellos o sentirse belga, como toda su familia. 
Es difícil cuando eres una divinidad adorada por Nishio-san, tus deseos son ordenes para ella, recibirás halagos, mimos y lo más importante: chocolate belga. ¡Gracias abuela!

“A los dos años y medio, ser japonesa significaba ser la elegida de Nishio-san. Si yo lo pedía, y en cualquier momento, ella abandonaba lo que estuviera haciendo para cogerme en brazos, mimarme…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s