Opinar es gratis

Gratis, pero con cabeza, por favor. Fuente
Sí, es gratis, una palabra que hoy en día parece que vaya a desaparecer. Y además es un derecho: todo el mundo puede y debe poder expresar su opinión. Sin embargo, ¿son válidas todas las opiniones? “Es mi opinión y te la comes con patatas porque vivimos en un país libre y puedo decir lo que me de la gana” ¿debería ser así?
Alerta. En este post no se pretende defender que haya bocas que deberían estar calladas y no tendrían que tener derecho a abrirse. No. Todos pueden compartir su opinión, sin miedo a que le juzguen, le discriminen o intenten silenciar; con todo, no todas las opiniones merecen ser tratadas iguales y algunas, incluso, sería mejor que se las guardara en el cajón más profundo porque dan vergüenza ajena.
¿Recordáis esas típicas preguntas que siempre acababan con un “Justifique/razone su respuesta“? Bien, pues hay mucha gente que es incapaz de hacer eso o que lo hace con justificaciones del estilo de la frase anterior o “porque lo digo yo, porque es así” o directamente acompañados de una retahíla de insultos y maldiciones totalmente gratuitos. Esa es una mala opinión.
Fuente
Internet ha facilitado y dado voz a mucha gente que no tenía. Yo me expreso con quien pueda y quiera leerme, y no soy nadie más que una ciudadana como cualquiera de ustedes. Todos de los que entran en Internet pueden hacerlo. Pero esto ha creado una malformación: que todos hablen no es bueno. No porque no deban, sino porque muchos usan esta posibilidad gracias a la tecnología y su derecho para decir sandeces o insultar. Una sandez no es algo que va en contra de lo que tú piensas, una sandez es una opinión pobre. Aquí se ha echado mucho en falta un papel más activo de los moderadores que marcaran una línea entre lo que es aceptable y lo que no.
Hay que ser más humildes. Una cosa es que entres en un foro de tu equipo favorito o de videojuegos y opines sobre qué te parece, qué te gusta, que no… En principio, eso no es problema. Puede que uno crea que el argumento es flojo o que el entrenador hizo malos cambios, y el otro opine que es un juegazo con unos gráficos impresionantes y que lo que falló fue el planteamiento del partido. Puede que uno tenga más razón que el otro, o no, que ambos tengan la misma proporción, pero en todo caso, son opiniones. Igualmente válidas y útiles.
Opiniones pobres. Algunas realmente más que opiniones son intervenciones. Es gratis, es mi derecho, y ya sea por Internet o en persona, puedo decir lo que quiera. Y se habla, se habla y se habla. Aquellos que se escudan en estos motivos para mentir descaradamente, hacerse eco de fuentes parciales sin interesarse por las otras, insultan o ladran palabras sin orden ni concierto. Porque pueden. Ese es el tipo de gente que emite opiniones pobres e inválidas.
Para opinar hay ser humildes como decía. Todas las opiniones son válidas, como en este mismo blog, mientras se haga des del respeto, la comprensión, sin afán de hacer daño ni mentir, solo compartir una visión. Habrá muchas que sean incorrectas y no por ello menos válidas. No somos expertos en todo, puedes creer algo que está fundado en algo incorrecto o parcial, y otra persona con más información decírtelo educadamente y así, todos aprendemos.
Ejemplos, ejemplos. España vive un clima político revuelto tras la manifestación independentista del pasado 11 de septiembre (2012) en Cataluña. Insultos arriba, insultos abajo. Datos de derechas, datos de izquierdas. En Cataluña dicen A (que se roba desde España) y en España B (que reciben más que muchos). Y la gente se refiere a una de las dos fuentes. No, mal. Yo soy catalana, y me reconozco demasiado ignorante para tener una opinión definitiva. Ambas fuentes dicen verdades y esconden mentiras. Son muchos los datos a tener en cuenta, y a mí particularmente me preocupa (aunque soy de las que cree que es debate estéril pues moriré con una Cataluña de España) que si se hace, cómo sería. Si vas a opinar de este tema y quieres que tu voz sea válida, con lógica y raciocinio, ¿qué debes saber? Primero que todo: historia. No es un problema de la actual crisis, pero sí agravado, es una fractura con siglos de historial. Segundo: economía. Quién saca de quién y por qué. Qué ganan unos, y qué otros. Qué se gana dentro y qué se gana fuera. No hay que perder de vista tampoco que es un tema de sentimiento además, muy ligado con el pasado histórico. Hay catalanes que no se sienten españoles, y no es económico eso. No pretendo llegar a la solución aquí, me reconozco demasiado ignorante en esta cuestión y tendría que informarme muchísimo para hacerlo, pero sí llego a un par de conclusiones. El tema Cataluña-España no se limita a un “puta España” o “catalanes hijos de puta”, que se dice muy a menudo, hay muchísimas cuestiones y el respeto es básico. Otra cosa, ser catalán no equivale a ser independentista, hay muchos catalanes que no lo son, no todos los independentistas son violentos, hay mucha gente pacífica, y, por último, ser catalanista no quiere decir ser independentista.
Otro caso de opiniones inválidas y muy perjudiciales. Las de la gente que vota. Tener 18 años, en España, te autoriza para votar en todas las elecciones. Sin embargo, hay gente que ni con 80 debería poder votar. Un voto en una elección no parece nada, muchos votos sin sentido hacen daño. Hoy más que nunca los votos deben estar muy bien pensados, ya que los políticos (todos, sean del partido que sean) mienten, ocultan y roban. No puedes votar porqué te cae mejor tal candidato, porque es más guapo, porque siempre hemos votado a tal partido, porque los otros lo han hecho mal, porque mis amigos/familia vota a… Cada voto, como lo leen, cada voto es importantísimo en los tiempos que corren. Votar es un acto de muchísima responsabilidad. Cuando votas debes tomarte la molestía de ver qué dice cada partido (o si dice algo, si nadie dice nada, algo ocultan), buscar la alternativa mejor para los intereses de tu país (y los tuyos, claro) sean del color que sean. Elija un partido y justifique su respuesta. El motivo debe tener lógica. Hay razones que no lo son.
¿Qué quiero decir con todo esto? Que poder decir lo que creas/quieras no es motivo suficiente para hacerlo mal. Hay temas más triviales que solo buscan puntos de vista y preferencias, sin embargo, hay otros, más importantes que exigen una mayor práctica mental. Decir lo que creas desde la profunda ignorancia, muchas veces porque la persona se cree que su fuente o su conocimiento es más que suficiente y su voz autorizada, sin serlo, convierte la opinión en pobre e inválida.
Así que siendo radicales, creo que hay gente la opinión de la cuál no debería tener ningún valor, pues no es completa ni útil. Muchas veces la gente peca de arrogancia y de creerse más que suficientes para opinar sobre todo y creerse poseedores de la verdad. Seamos humildes. Si hay que opinar hagamoslo con cabeza: la información hay que contrastarla (no como muchos periodistas), darle la importancia que merece a la historia y pensar, mucho. Toda opinión tiene que tener una base de reflexiva. Y sobretodo, si alguien dice que la opinión es errónea, escuchar lo que puedan responder, puede que estés de acuerdo o no, pero puede que incluso de pie a una bonita e interesante discusión y, de paso, se aprenda algo. Por una vez en la vida parece que no todo lo gratis es bueno porque sí.
Anuncios

8 pensamientos en “Opinar es gratis

  1. Un problema es que la gente no suele opinar, suele afirmar y eso si que no debería hacerse así como así, no opinan que habría que hacer esto o aquello, afirman que debe hacerse y todas las afirmaciones deberían poder respaldarse, sin embargo normalmente si pides que lo hagan te dicen lo mismo gritando más alto, porque afirmo que cuanto más gritas, más razón sueles tener.Además no creo que se deba opinar de algo de lo que no sabes, en españa el numero de economistas reputados es alarmantemente alto, o eso me parece a mi, ya que todo dios asegura saber lo que traerán las reformas económicas y luego esos que votaban al pp porque iba a bajar el iva, te dicen ahora lo importante que es subir el iva. Yo trato de no opinar si no conozco bien el tema del que se opina, así que normalmente me callo y escucho.Y lo de votar tienes razón, yo creo que habría que hacer examenes antes de las elecciones, sobre los distintos partidos y las medidas que quieren tomar y solo votan los aprovados, que hay gente que vota por costumbre y no saben lo que votan.

  2. Tienes toda la razón con la diferencia opinar/afirmar. Has expresado mejor que yo lo que quería decir jaja Supongo que en todos sitios pasa, pero en España lo del grito como voz autoritaria tira mucho…Yo también prefiero callar si no tengo todos los datos de algo, simplemente por lógica, no puedes, o más bien, no se debería hablar de cosas que se desconocen, para no meter gambazos y que alguien que sepa menos que tú se lo crea como si fuera eso.El examen no estaría nada mal. El país va como va porqué la gente no sabe votar o lo hace por motivos incorrectos (costumbre, amiguismo, ignorancia…).

  3. Por supuesto que es lo más justo, pero la gente debe educarse sobretodo en el tema de votar, porque hay mucha gente peligrosa porque vota con ignorancia, y eso hace daño al país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s