El Balón es un asunto de equipo

portada

El próximo 13 de enero se descubrirá el ganador del Balón de Oro 2013. Y parecería adecuado hablarlo ahora, con la proximidad de la fecha señalada, pero la verdad es que desde que vivimos en la época de cristianos contra messiánicos, se ha vuelto un infierno. Cada año durante meses ambos bandos batallan y dan el peñazo. Este año, que Messi no lo merece, ha habido hechos insólitos como ampliaciones de plazo que han cambiado de Ribery a Cristiano como el mejor posicionado para hacerse con el premio. No vamos a resumir aquí todo lo que ha pasado y se ha dicho en favor y en contra de cada uno, eso más o menos se sabe. Pero sí vamos a hablar de lo que dijo alguien sobre el tema. Arsène Wenger.

Debo reconocer que el entrenador francés del Arsenal no es santo de mi devoción. A pesar de su apuesta por un estilo de fútbol atractivo, es especialista en llevarse a las joyas de las canteras y venderlos a precio de oro. Los títulos que gane, o no, van por otra parte. Pero dejando viejas rencillas de lado, es un hombre de fútbol, y como tal, merece la pena prestar atención cuando dice cosas como:

“El Balón de Oro le hace daño al fútbol. Estoy contra las recompensas individuales. Es una obsesión de los jugadores que raya el ridículo”

Más razón no podía tener. No voy a negar que como culé, los cuatro seguidos de Messi han sido un hito y alegría, pero también es cierto que los criterios para concederlo son, sin más no, subjetivos. ¿Qué se debería valorar? ¿Goles, títulos, trayectoria? Aportación al equipo, es mi respuesta. Normalmente el gol es el que te da los tres puntos o decide una eliminatoria, pero es tan importante quien marca el gol como el que lo asiste, o los que evitan el del rival. El Balón de Oro ha convertido a porteros, defensas y centrocampistas en espectadores de lujo de los premios individuales de los delanteros. 

Pero aquí el debate no sería qué premiar, sino más bien, ¿es necesario? Está claro que en algo como elegir “el mejor jugador del mundo” juegan las opiniones de todos los que votan. Es como sentarte en un bar a hablar con futboleros sobre el mejor jugador de la historia, los hay de Pelé, de Maradona, Cruyff, Di Stefano, Van Basten, Zidane… Porque para gusto colores, y cada uno valora diferentes aspectos en un jugador. Pero una cosa es que nos sentemos a charlar sobre ello, y otra es dar un premio.

olvidados

Mientras se premien individualidades se será injusto siempre. ¿Cuántos Balones de Oro tienen los Henry, Totti, Pirlo, Xavi, Iniesta, Maldini, Giggs, Laudrup, Romario, Del Piero, Buffon, Casillas, Gerrard, Kahn, Lampard, Cafú, Baresi…? Ninguno. Sin embargo nadie duda que son o han sido grandes jugadores de la historia del fútbol y uno se plantea que quizás hubieran merecido un reconocimiento a su buen hacer con el balón.

No vamos a hacer campaña para que lo gane uno u otro, aunque creo que puestos a opinar, se nota la preferencia. Pero volvemos a Wenger. El fútbol es un deporte colectivo, de 11 contra 11, en el que todos son necesarios y deben cumplir su papel si quieren alcanzar la gloria. Si tu portero no para, si tus defensas no evitan ocasiones de gol, si tus centrocampistas no construyen (o destruyen), si tus delanteros no marcan… Si solo uno de ellos no hace su trabajo, el equipo se viene abajo. Cada uno tiene su palmarés, pero ni Messi, ni Cristiano, ni Ribery han ganado una liga, las han ganado el Barça, Madrid y Bayern. Ellos han contribuido y mucho. Eso queda fuera de toda discusión.

tres candidatos

Así que puestos a premiar, aunque ganen ingentes y vergonzosas cantidades de dinero no está de más reconocer su labor, creo que el modelo más adecuado sería el de mejor once del año. Como deporte colectivo, hay que decir quién ha ayudado más a su equipo. Y si queremos hilar un poco más fino o al hombre, hay criterios objetivos (paradas, pases, recuperaciones, goles…) que podrían servir para denominar mejor portero, mejor defensa, mejor centrocampista y mejor delantero. Porque esas cuatro posiciones son las que componen un equipo y así se sería justo con todos. Si no hubieras parado ese penalti, evitado esa contra, dado ese pase, quizás la historia hubiera sido otra, no solo importa el momento en el que el balón atraviesa la línea y toca la red. Aunque sea el que más emoción despierte.

Anuncios

Un pensamiento en “El Balón es un asunto de equipo

  1. La verdad es que para mi, el fútbol, como todos los deportes de masas, arrastra tras de si un volumen de negocio importante. Y el Balón de Oro, los premios individuales, etc, dañan al fútbol, pero benefician al negocio, especialmente a los medios de comunicación sobredimensionados que cubren este deporte, pues el debate sobre la pelotita dorada da para mucho espacio, tanto en prensa escrita como radio y tele. Los clubes ganan solera, especialmente cuando el rendimiento colectivo es escaso (si, lo digo pensando en el RM) y las marcas que patrocinan a estos jugadores se frotan las manos dada la repercusión de este premio. Y sobre si sólo se premia a delanteros, yo creo que se premia a quién le interesa a la FIFA, ya sea para ganar repercusión, dinero o ajustar cuentas (y nuevamente, sabrás a quíen me refiero xD)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s