Opinar es gratis

Gratis, pero con cabeza, por favor. Fuente
Sí, es gratis, una palabra que hoy en día parece que vaya a desaparecer. Y además es un derecho: todo el mundo puede y debe poder expresar su opinión. Sin embargo, ¿son válidas todas las opiniones? “Es mi opinión y te la comes con patatas porque vivimos en un país libre y puedo decir lo que me de la gana” ¿debería ser así?

La voz de las mujeres

A nivel de mujeres ahora mismo España está muy contenta ya que les dan medallas, y más que los hombres de momento, aunque se pregunten también el porqué. La presencia de las mujeres en los deportes va ganando presencia y efectividad, pero, ¿en qué niveles? Hay buenas deportistas en la mayoría de deportes pero hablemos de un deporte en concreto: el fútbol.
 
 
A nivel participativo genial, ambos (femenino y masculino) tienen sus ligas y todos contentos, existe la incluso la Women Champions League, que podríamos considerar los más altos niveles de fútbol en competición. Digamos que se ha creado un mundo paralelo femenino, que ya está muy bien. Pero, ¿y la mezcla? ¿Qué mujeres hay en el deporte masculino? Muy poca cosa.

Sigue leyendo

Se puede ganar dinero en Internet

 
Típico típico y después nadie se lo cree. Mal hecho. Bueno, depende de la situación bien hecho. Yo solo os recomiendo cosas que he visto o probado y os voy a presentar dos métodos (en Internet) y otro en móbil que sé que son reales, sin trampa ni cartón. No pretendo tomar el pelo a nadie ni estafar, ¡para qué! solo enseñaros fáciles maneras de poquito a poquito ir sacando dinero y poder obtenerlo sin complicarte.
 
¿Cómo funciona? Son páginas a las que te registras. Os registráis a mil páginas absurdas de las que ni recordaréis la contraseña nunca. Nombre, mail y esas cosas. Estas páginas os envían al correo que habéis facilitado publicidad. ¡Oh más correo basura, no gracias! No. Lo único que debéis hacer es abrir el correo, hacer click en la imagen de la publicidad o, abajo, hay un link que pone algo así como: si no ves bien este mail… Le dais, a la imagen o al link, se abrirá la ventana de la publicidad, cuando esté totalmente cargada, la cerráis y podéis borrar el mail. ¿Fácil, no? No os llegan 10 al dia, 2-3 máximo, y cada uno son unos céntimos que ganas.
 
Cuantos más seamos, mejor. Es la clave de estos sitios. Normalmente la gente, por alguna extraña razón, no quiere hacer estas cosas, no se fían o yo que sé. Mis datos… bueno, todos tenéis Facebook, él vende vuestros datos y no os borráis la cuenta. La idea es: tú te lo haces y en tu área de usuario te dan un link de referidos. Si tus amigos se añaden desde ese link, tú también ganas un poco gracias a ellos. Así que, cuantos más lo sigáis, más rápido irá porque trabajáis de manera múltiple. 
 
¿Dónde es seguro y comprobado? Aquí os traigo los tres lugares de los que tengo conocimiento que realmente funciona y en los que ando metida, todos siguen la tónica que os he explicado antes.
 
Es-Facil 
O no tanto… su principal problema es que tienes que llegar hasta los 60€ o no podrás retirar el dinero, suena muy mal o muy bien. Si tienes amigos que también lo hacen, y cuántos más, antes llegareis. ¿Quién no quiere 60€ porqué si?
 
 
Sumaclicks 
No existía mejor nombre, y suma y suma, que es la idea. Es muchísimo más rápido que el anterior, con que llegues a los 10€ ya puedes retirar tu dinero y seguir, mandan más mails que el anterior pero nunca tendréis 10 al día (si dejáis acumular puede que asuste un poco, pero cada mail es dinero, así que es bueno).
 
 
Y para los que ya teneis super smartphones:
 
Qustodian
Mismo sistema pero por móbil. Te registras online, desde tu ordenador, y te descargas la aplicación en el móbil y de vez en cuando tendrás un mensajito nuevo. Le das, ves las páginas o lo que tengas y sales. Con 10€ ya puedes retirarlos y disfrutarlos.
 
Nada más que deciros, yo ya he hecho mi pequeña contribución, no digáis después que hace falta dinero, no téneis trabajo… esto no os salva la vida, pero de poco en poco podéis ir ganando dinerito sin suponeros un esfuerzo ni un engorro. Sacádle partido a Internet.

Twitter y la nueva guerra de los mundos

Las redes sociales hoy en día se están convirtiendo (si no lo son casi ya) en nuevos medios de comunicación. He querido enfocarme en Twitter pues su velocidad, tamaño de información que crean y los rollos del trending topic y hashtag le dan una dimensión diferente y más periodísticas que Facebook. A mi no me gusta Twitter, de hecho no tengo (el blog sí para que lo sigais desde donde os vaya mejor) pero es una realidad ya, y sus temas son temas para muchos medios de comunicación tradicionales.


 
No se puede negar su papel, y por eso, tanto personajes públicos (con sus correspondientes deslices y cagadas) como periodistas optan por este medio para ponerse en contacto con el mundo y comunicar. 
 
 
Precisamente en el punto que se empieza a comunicar por Twitter empieza nuestro tema. Antes de sumergirnos, quiero hacer un breve paréntesis para hablaros de uno de los momentos clave del periodismo: La guerra de los mundos de Orson Welles. Para todos los que hayáis estudiado periodismo, o simplemente de culturilla general, este episodio es tan anecdótico-patético como importante para el periodismo. Os hago un breve resumen.
 
30 de octubre de 1938. Emisora CBS. Estados Unidos.
En el radioteatro de la emisora se interpreta una adaptación de la novela de ciencia ficción “La guerra de los Mundos” de Orson Welles. El guión adopta la forma de un noticiario que va relatando los hechos. Su ejecución periodística es perfecta, una auténtica retransmisión. Demasiado perfecta. Se había ido avisando: esto es ficción. Parece que nadie tenia puesta la radio en ese momento. El noticiario empezaba con un:
Señoras y señores, les presentamos el último boletín de Intercontinental Radio News. Desde Toronto, el profesor Morse de la Universidad de McGill informa que ha observado un total de tres explosiones del planeta Marte entre las 7:45P.M. y las 9:20P.M”
Y de pronto, se interrumpía la “programación” para una últimisima hora:
Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado… ¡Espera un minuto! Alguien está avanzando desde el fondo del hoyo. Alguien… o algo. Puedo ver escudriñando desde ese hoyo negro dos discos luminosos… ¿Son ojos? Puede que sean una cara. Puede que sea…”
 
Y se armó. La gente no oyó la parte de: esto es una ficción radiofónica, y el caos se desató. Realmente creyeron que unas criaturas extraterrestres a las que no veían ni oían, les atacaban y aniquilaban con un rayo de luz y gas. El poder de los medios de comunicación de masas había actuado.
Podríamos considerar que los norteamericanos del 1938 eran unos ingenuos y algo tontos. Creerse que estaban sufriendo una invasión alienígena. Lo cierto es que la culpa fue del periodismo y de la voz del actor que tan bien hizo de periodista. Pues es periodista es una figura que legitima que lo que se dice, por increíble que parezca, es cierto. Hasta que los medios de comunicación no informen de ello no es verdad. Y lo estaban diciendo. Nadie comprobó nada, o muy pocos.
 
Paradójicamente hoy en día nos encontramos con un desprestigio y falta de credibilidad del periodismo en sí, sin embargo, el papel y poder del periodista está intacto. Por mucho que puedan decir. Si sale en la edición digital del periódico, interrumpen programación de radio/tv con una noticia. Es que es cierto. Y eso les pasó a los estadounidenses.
 
¿Hoy podría pasar? No sé si llegaríamos al nivel de invasión alien, prefiero no saberlo. Pero la respuesta es SÍ. Y ni siquiera hace falta que salga en los medios propiamente. Aquí es donde entra Twitter.
 
Un periodista usa su Twitter e “informa” de un hecho. Pongamos algo no real y sin embargo verosímil. Esta persona, que tendrá unos cuantos miles de followers, escribe un tweet del estilo: “Estados Unidos y China en guerra. Las Coreas enfrentan a los gigantes. ¿Qué va a hacer la ONU?”
Los followers del periodista, los que lo ven, lo retweetean al momento. Es posible que también lo publiquen en Facebook. Sus contactos repiten el proceso y la bola crece de manera brutal. Habrá algunos, eso sí, que iran a comprobar los medios de comunicación para ver si dicen algo de eso, y si no ven nada, no se lo van a creer de momento. ¡Voilà! Imaginad que pasa si los medios también lo dijeran, aunque fuera falso, creyendo que es real (no seria la primera vez que se tragan una bola así).
 
Eso demuestra que el Twitter, su inmediatez, unida a la figura del periodista como legitimador de la información, podrían crear una nueva guerra de los mundos. Puede que el ejemplo sea algo grande y no puedo imaginar que pasaria, pero con noticias a nivel más local, lo que se puede mover. 

Destacados



Tres noticias de 28 de noviembre que me gustaría destacar.

Saldo negativo migratorio en España por primera vez y hasta el 2020 tenemos rato.


El INE (Instituto Nacional de Estadística) da los primeros datos de algo que ya nos temíamos muchos: la fuga al extranjero. Fuera bromas de que salgan estos datos poco después de ganar el PP, la gente sale corriendo de un país que se hunde más rápido que el Titanic y en el que no hay trabajo. La vuelta a la tortilla. Está la cosa tan fea que incluso muchos de los que vinieron, se vuelven a su país, sobretodo sudamericanos ante el despertar de algunos de estos países que empiezan a tirar adelante en los morros del derrumbamiento yanquee-europeo. Sobre este tema os recomiendo este artículo de El País.



El cachondeo de Putin


Si hay un tio listo en Rusia es este hombre. Tras ser presidente del país y no poder seguir más legislaturas, se inventó una marioneta que le calentara la silla, el tal Dmitri Medvédev que podía haber sido un muppet y nadie se habría dado cuenta, mientras él, como primer ministro seguía mangoneando el cotarro. Ahora que ya puede volver a ponerse la medallita de Presidente, vuelve a la carga, aunque de hecho, Rusia siempre fue de Putin. 

Nos pasamos la vida insultando


Creo que la importancia de esto recae en una frase fundamental que la mayoría no entiende: “la libertad de expresión no es decir lo que dé la gana”. Y eso es básico porque la gente cree que puede insultar, menospreciar y soltar exabruptos vulgares y sinsentidos. Cuando se insulta nadie tiene en cuenta lo que cuesta reparar el daño. Así que basta de insultos. Podrá parecer banal, pero la falta de respeto al otro y de educación no afecta solo en las relaciones intepersonales, se notan a nivel de país y cada vez más garrulos y encima mal hablados. 

Nipponia ~ Koreana

El otro día estaba en la Hemeroteca de Comunicación (una de las consecuencias de estudiar dos carreras es que me paso la vida en la universidad, así que la biblioteca me ve a menudo) cuando al pasar por la sección de revistas algo llamó mi atención. El hiragana de una portada me llamaba poderosamente. Se trataba de la revista japonesa Nipponia y, a mi espalda, Koreana


 
Nipponia es una revista trimenstral que habla de temas del Japón Moderno. Se trata de una publicación que es divulgada por el Ministerio de Relaciones Exteriores japonés. Consta solo de 27 páginas y suele tratar de un tema central: en la imagen el protagonismo es para Akihabara; y artículos que lo desarrollan desde diferentes ópticas. Así que más que nada estamos hablando de un especial sobre algún tema de Japón concreto cada tres meses. Las fotografías, como toda revista que se precie, la mayoría de gran belleza artística y gran tamaño. 



Koreana es una revista de estaciones. Cada año supone un tomo, y cada tomo tiene 4 números correspondientes a las ediciones de Primavera, Verano, Otoño e Invierno. Una manera original de ordenar y nombrar la periodicidad de tu publicación. Es producto de la Fundación Korea, que a su vez depende, como en el anterior caso, del Ministerio de Asuntos Exterior y Comercio surcoreano. Es una revista más elaborada y completa, nada menos que 100 páginas la conforman. Las primeras 40 páginas son dedicadas a un especial, que ocupa normalmente ya la portada. El resto tiene un cariz bastante cultural: críticas, literatura, arquitectura, turismo,  opinión, estilos de vida.


Un par de publicaciones muy interesantes, por su contenido conciso pero detallado, sus informaciones de aspectos cotidianos para ellos pero novedoso para los amantes de las culturas japonesas y coreanas. Sus fotografías son preciosas, sinceramente, solo por las fotografías merece la pena. En el caso de Koreana suponen 3/4 de la página, de cada página, pero son increíbles. Dos revistas que recomiendo encarecidamente seguirles la pista.

Aprendan a informarnos


Todo ciudadano tiene, o debería tener, el derecho a ser informado, pero por encima de ser informado, derecho a ser bien informado. Ya sabemos, o deberíamos saber, que no hay que creerse todo lo que digan los medios. Dejando por un momento intereses empresariales, lobbies y gobiernos manipuladores-ocultadores de la verdad, hoy nos vamos a centrar en algo más sencillo, más banal, pero más insultante que no se cumpla: el correcto uso del lenguaje.




Nuestros protagonistas de hoy son dos informativos: La Sexta Noticias e Informativos Telecinco.Vamos a dejar de lado la calidad o no de la cadena y de sus telenoticias, ahora solo nos centraremos en el error. A ambos los oí, en la misma semana, cometer idéntico error: usar indistintamente machete y katana. 



Entremos en situación. No recuerdo el contenido de la primera noticia, pero sí el de la segunda. En ella se explicaba como tras una pelea, a un joven le habían amputado el brazo de un solo corte. Gracias a la rápida actuación de la policia que recogió la extremidad y la metió en una olla con hielo, se lo pudieron coser al cuerpo de nuevo y no perdió el brazo. 

El presentador apuntaba que podría tratarse de un machete, lo que concuerda con arma blanca de grandes dimensiones capaz de cortar una extremidad de un corte. Y entonces, el error, al volver a referirse al arma el presentador dice: “el machete o katana…” Espera, ¿Machete o katana? No es la misma cosa, ni siquiera se parecen. En ambas noticias se usaba como sinónimos a las dos armas. Acepto navaja y cuchillo, pero estas son dos armas muy diferentes.

Machete
Katana


Por algún motivo que desconozco, nuestros profesionales de la información decidieron que estas dos armas podían ser usadas como sinónimas por su ¿parecido? Como podéis observar en las fotos, aunque era de cultura popular, nada tienen que ver. Pero por si quedaban dudas, Wikipedia:

KatanaLa katana es un sable japonés (daitō), aunque en Occidente esta palabra es usada genéricamente para englobar a todos los sables japoneses.

MacheteUn machete es un cuchillo grande pero más corto que una espada. Comúnmente mide menos de 60 cm y tiene un solo filo. Se utiliza para segar la hierba, cortar la caña de azúcar, podar plantas, abrirse paso en la selva.


Pero no es la primera vez que en los informativos tienen problemas con las katanas. Hace unos años se sucedieron los trágicos hechos del asesino de la katana en el que emulando a Squall, protagonista del Final Fantasy XVIII, mató a su familia. 

Squall, prota del FF8
El asesino de la katana

Por aquel entonces se resaltó el parecido del asesino con el personaje y que había usado la misma arma: una katana. ¿Una katana? A ver, acepto y encuentro lógico que los presentadores de los informativos no hayan jugado al FF8, pero es bueno y necesario informarse.


Arma de Squall
Arma del asesino de la katana

Llegados a este punto, solo queda pedir a los presentadores de informativos que hablen con propiedad y nos informen como es debido. Vale, es posible que alguien considere que no es para tanto, que hay cosas peores. Pero es importante que lo que se diga, se ajuste lo máximo posible a lo que es. Y un machete no es una katana, ni una katana un sable pistola de videojuego. 

Medios de comunicación

Parece que no puedo evitar hablar de los medios de comunicación, tras 4 años ya en la carrera de Periodismo, han conseguido metérmelos en el coco, y no ya forman parte de uno de esos temas de los que de vez en cuando tengo algo que decir, o simplemente mostraros. Aquí veréis críticas a los medios de hoy en días, errores que cometen pero también recomendación de algunos a seguir por su calidad o innovación.
 

Innova, aporta, sé unico

Mujer blanca, gorra de AC/DC, varias de las grandes marcas de multinacionales tatuadas en su piel. ¿De dónde sale One Small Seed?


Pues de un lugar lugar bastante lejano a esta realidad. Esta revista consta con el presupuesto más bajo de las revistas indie y en ella solo colaboran fotógrafos y artistas africanos


Esta revista pretende poner su pequeña semilla (small seed) en el mundo de las tendencias, porqué África se ha cansado de quedarse aparte en todo. Porque si te dicen “one small seed es una revista independiente” piensas en Londres, Nueva York, en revistas alemanas, pero nunca en el eterno olvidado continente negro.



Pero una revista de tendencias debe ser esto. Romper con los estereotipos, aportar algo nuevo que no existía hasta entonces, ser únicos, ser diferentes, dar algo más que lo de siempre. Las revistas sufren también una profunda crisis, hay tantas cabeceras, tantas independientes que al final da igual comprar una o otra. Tanto proclamar tendencias han perdido la suya propia.


Y aunque es cierto que no es la única, ya es diferente, y eso es una revista de tendencias, ni más ni menos. Su editor, Giuseppe Russo asegura que si volvieran a empezar lo haría mediante la web, pero la gente aún desea el tacto del papel, así que con un par de números anuales sería suficiente. 
Y puede que su mayor reinvidicación sea dar salida a estos artistas africanos que solo ellos ayudan, pero no es una por y para africanos: también se habla de música, cine, libros, impresionantes reportajes fotográficos o temas tan globales como el que recoge en su número 13 “Bycicle culture”.

One small seed tiene tres páginas web: su página oficial http://www.onesmallseed.com/Index.php/ , su red social http://www.onesmallseed.net/ y su televisión http://www.onesmallseed.tv/Index.php/
 

One small seed demuestra que la red no mata, ayuda. Con una periodicidad trimestral, sus soportes online maximizan su dimensión allí donde su formato papel no sería capaz. Es posible que, como en el caso de la canadiense Adbusters, precisamente el futuro pase por revistas sin ánimo de lucro y que vivan de suscriptores, y la mejor manera de conseguirlo es ofrecer contenidos frescos, nuevos, rompedores. Si decides que una de éstas es tu revista es porque no hay otra que te proporcione lo mismo. Eso es una revista de tendencias, no solo porque hable de lo que todos hablan y parezca estéticamente rompedora, tiene porque serlo. Es una muy buena noticia encontrarse revistas que, como esta, ponen su pequeña semilla en el mundo del periodismo.