El Señor de las Moscas – La fiera que vive en nuestro interior

senormoscas
Título: El Señor de las Moscas (The Lord of the Flies)
Autor: William Golding (Reino Unido)
Traductor: Carmen Vergara
Editorial: Edhasa (2006, Barcelona)
Nº de páginas: 284
Género: Supervivencia
Sinópsis de la contraportada:
Como consecuencia de un naufragio, una treintena de adolescentes se ven obligados a organizar su existencia en una isla desierta. Ésta es la situación que sirve de punto de partida a una sobrecogedora fábula moral sobre la condición humana.

Sigue leyendo

Amores que matan

Ficha técnica
Título: Christine (Christine)
Basado en el libro de mismo nombre de Stephen King
Duración: 110 mins (1.51h)
Año: 1983 (Estados Unidos)
Género: Terror
Director: John Carpenter
Productor: Columbia Pictures
Guionista: Bill Philips
Música: John Carpenter
Fotografia: Donald D. Morgan
Reparto: Keith Gordon, John Stockwell, Alexandra Paul, Harry Dean Stanton, Robert Prosky, Christine Belford, Roberts Blossom
El protagonista, Arnie Cunningham, es el típico pringado al que los matones le hacen la vida imposible y con unos padres muy dominantes. Su mejor amigo, Denis, es todo lo contrario: el guaperas deportista, popular y que cae bien a todos. Un día volviendo de la universidad ven un viejo coche modelo Plymouth Fury del año 1958 con el cartel de “Se Vende”.

Mareante y angustiante

Ficha técnica

Título: El proyecto de la Bruja de Blair (The Blair Witch Project)
Duración: 81 mins (1.21h)
Año: 1999 (Estados Unidos)
Género: Terror. Intriga. Falso Documental
Director: Daniel Myrick, Eduardo Sánchez
Productor: Artisan Entertainment presenta una producción Haxan Films
Guionista: Daniel Myrick, Eduardo Sánchez
Música: Antonio Cora
Fotografía: Neal Fredericks
Reparto: Heather DonahueMichael WilliamsJoshua Leonard 


Octubre de 1994. Un grupo de tres estudiantes decide hacer un reportaje sobre la bruja de Blair. Para ello viajaran a Burkittsville, el antiguo pueblo de Blair, para hablar con sus habitantes sobre la leyenda de la bruja. Su incursión en las Colinas Negras (el bosque cercano) en busca de pruebas de la existencia de la supuesta bruja o alguna de las leyendas que dicen que sucedieron en esos bosques. Llegar hasta el corazón del bosque es sencillo, salir será otra historia.

Desaparecidos
El primer problema será orientarse dentro del bosque, sobre todo cuando el mapa, único medio fiable para ubicarse, se pierda empezará a cundir el caos. ¿Están andando en círculos? ¿Qué son esos ruidos y voces que oyen por la noche? ¿Quién les deja los “regalitos” delante de la tienda de campaña?
La película parte de los materiales grabados por los estudiantes, encontrados en el bosque. De ellos no se encontró ni rastro y solo un año después de su desaparición aparecerían las cintas, la película es lo que dejaron tras ellos antes de que el bosque se los tragara.
El hallazo de rastros vudús en el interior del bosque pasará de ser una alegría a una desgracia. Hay algo allí con ellos. Mareante y estresante, la película nunca llega a dar miedo, más bien angustia. Ellos no saben qué está sucediendo, dónde ir o qué hacer y su ansiedad es la del espectador. Su novedosa idea de grabarla sin ánimo profesional, sino con todos los movimientos e inestabilidad de una cámara casera, más su novedosa publicidad haciéndola pasar por real (hay quien se lo creyó) le ha valido su sitio de lujo en el cine de terror.
Símbolos vudús
Premio a la Juventud en Cannes y en el Festival de  Sitges en la categoria de largometraje a concurso, cumple la paradoja de ser nominada a dos Razzies (peor película y peor actriz) en el mismo año (1999). Puede que algunos no entienderan que estaban creando un nuevo estilo, una nueva manera de promocionar, o simplemente que derivado del mareo de ver el metraje la pusieran a parir. El proyecto de la Bruja de Blair no os revelerá el misterio, solo os quitará las ganas de perderte en un bosque durante una temporada.
Dicen que en México se realizó el estreno en un cementerio al aire libre acondicionado para la ocasión con cientos de velas y una gran pantalla entre los árboles. La verdad, no me hubiera gustado ir.
Una escena del final de la película
Dos fragmentos de la leyenda que debes tener presente:
Marzo 1886.
Rabin Weaver, de ocho años de edad es dada por desaparecida y se envían equipos de salvamentos en su búsqueda. Weaver acaba por volver, no así una de las partidas de rescate. Semanas mas tarde se encuentran los cuerpos en Coffin Rock, atados entre si de pies y manos y completamente destripados. 
 
Marzo 1941.
La intranquila y poco agradable vida de los lugareños de Burkittville se ve aún más perturbada cuando un ermitaño Rustin Parr acude al mercado de pueblo y grita “por fin he terminado”. Tras interrogarle, sin ningún éxito, les indica a los policías que le sigan a su cabaña y así lo entenderán todo. Tras cuatro horas de caminata, llegan a su pequeña cabaña, descubriendo los cadáveres de los siete niños en siete pequeñas tumbas situadas detrás de la casa. Al exhumar los cadáveres se observan signos de violencia, algunos incluso están destripados, y todos parecen haber formado parte de un ritual diabólico. Parr es acusado de los crímenes y su explicación consiste en que una voz en su mente, la de una anciana, le ordenaba y le dirigía en las muertes de los niños. Parr es condenado a la horca y es ejecutado (artículo del Washington Press).

Curiosidades de la película para conocer las condiciones en las que los actores grabaron y otros detalles.

Valoración 8/10

Los abuelos de Kenshin

Ficha técnica
Título: Los siete sumarais (Sichinin no samurai)
Duración: 205 minutos (3.25h)
Año: 1954 (Japón)
Género: Aventuras. Samuráis.
Director: Akira Kurosawa
Productora: Toho
Guionista: Akira Kurosawa, Shinobu Hashimoto, Hideo Oguni
Música: Fumio Hayasaka
Fotografía: Asakazu Nabai
Reparto: Toshirô Mifume, Takashi Shimura, Yoshio Inaba, Seiji Miyaguchi, Minoru Chiaki, Daisuke Katô, Ko Kimura, Kamatari Fujiwara, Keiko Tsushima, Yoshio Tsuchiya, Kokuten Kôdô

Nos encontramos en el Japón del siglo XVI. En una aldea, ya cansada de ser saqueada por bandidos y quedarse sin alimento por su culpa, deciden contratar un samurai, o varios, que puedan defenderlos. Es una historia sencilla y, sin embargo, da para casi 4 horas. No olvidemos que Kurosawa está detrás.


El Japón de esa época vive un periodo de guerras. En ese tiempo, Oda Nobunaga intentaba unificar el país, pero fue traicionado en el intento. Toyotomi Hideyoshi lo lograría ya a finales de siglo, 1590. Estamos justo antes de la aparición de un personaje tan importante para el Japón medieval como es Tokugawa. Al vivir en constantes guerras entre clanes, la presencia de bandidos era habitual. 
 
Gente del pueblo saqueado
Antagónicamente a la figura del bandido, los samurais gozaban de un estatus muy alto, menos los rônins, aquellos que no tenían dueño al que servir. Por este motivo las gentes buscan que los defiendan, los necesitan pero también los temen. Eran muy caros de contratar, pagar con raciones de arroz es lo mínimo que logran los campesinos.
 
Es una clara representación de la estructura social, en la que en la base se encuentran los campesinos, a merced de todos, y por encima tienen bandidos que puedan robarles y samurais que, por un precio, los salvaran. Sin embargo, son demasiados bandidos, hace falta muchos samurais y solo tienen un gran saco de arroz como pago (el arroz fue moneda durante mucho tiempo, existiendo incluso bancos de arroz y especulación con su precio). Ellos solo comen mijo para ahorrar el arroz, por lo que son ridicularizados.
 
El maestro
 
Al final este maestro samurai se apiada de ellos e intenta reclutar a tantos como pueda al poco sueldo ofrecido. Aquí aparece una serie de personajes estereotipados que podríamos encontrar fácilmente en un anime de samurais: el viejo maestro, el joven aprendiz, el brabucón, el meticuloso, el más simpático, el viejo compañero del maestro y los demás realmente solo quedan para llenar. Logran reunir siete samurais para defender un pueblo entero.
 
Los siete samurais
 
Solo ellos no pueden proteger un pueblo entero frente a los bandidos. Su especialidad en la guerra se demuestra en cómo son capaces de instruir a los campesinos en las artes básicas de la guerra, estudian el terreno y localizan todas las vías de entrada, para taparlas y lograr dividir el grupo de bandidos e ir matándolos poco a poco. Difícil pero no imposible. 
 
Los siete samurais
 
Un hecho es curioso pues, a pesar de que muere mucha gente durante toda la película, ni una sola gota de sangre es derramada. No hacía falta una sangría, que siempre es de mal gusto, pero queda poco realista que le claven la katana y salga limpia. 
 
Es en blanco y negro, dura mucho, es japonesa, es antigua; pero, es muy buena y no se hace larga. La manera de tratarlo y las personalidades de los personajes son fácilmente extrapolables a cualquier producción actual (manga, anime, serie o videojuego) focalizado en un grupo que salvará al mundo. 
 
Akira Kurosawa
Este hombre es totalmente culpable de que puedas ver una película de mediados de los 50 sin aburrirte. Akira  Kurosawa es un auténtico referente, no solo a nivel japonés, sino a nivel mundial, uno de los grandes cineastas de la historia. 
Logró, en una época donde el cine japonés se quedaba en el archipiélago, tener una gran influencia, reconocimiento y premios en el mundo occidental. León de plata en el Festival de Venecia para Kurosawa, el Mainichi Film Awards al mejor actor secundario masculino para Seiji Miyaguchi y tanto mejor realización extranjera (Kurosawa) y mejor actor extranjero (Takashi Shimura) en los Premios Jussu.
 
Es importante acabar con su influencia en el mundo de la cultura. No es solo una gran película, sino también una fuente de inspiración para muchos. Sin ir más lejos, Los siete magníficos, western americano de 1960 es una adaptación a la americana de Los siete samuráis. Quita katanas y pon botas de cowboy. La animación tampoco se aleja: sin ir más lejos Bichos (1998), de Pixar cuenta la historia de una colonia de hormigas que es asaltada regularmente por saltamontes y buscan guerreros que los libren de ellos, ¿veis los paralelismos? 
 
Los videojuegos también se han basado en esta historia: Seven Samurais 20XX (2004, PS2) o Samurai 7, ambas situadas en un tiempo futurista, pero con una misma historia. 

Seven

Ficha técnica:
Seven (Se7en)
Duración: 127 min, 2h
Año: 1995, Estados Unidos
Género: Thriller
Director: David Fincher
Productor: New Line Cinema / Arnold Kopelson Production
Guionista: Andrew Kevin Walker
Música: Howard Shore / música de introducción un rémix hecho por Coil de “Closer”(Nine inch nails”/créditos “The heart filthy lesson” de David Bowie
Fotografía: Darius Khondji
Reparto: Morgan Freeman (detective Somerset), Brad Pitt (detective David Mills), Kevin Spacey (John Doe), Gwyneth Paltrow (Tracy Mills)


El detective Somerset (Morgan Freeman) está apunto de jubilarse y ha llegado a Nueva York su sustituto, el joven y ambicioso detective David Mills (Brad Pitt) al que han trasladado con su mujer Tracy (Gwyneth Paltrow).


 
Mientras llega el día de relevo, ambos empiezan un caso con muy mala pinta. Encuentran el cadáver de un hombre que ha sido obligado a comer, aunque vomitara en el proceso, con un aspecto algo repugnante. Tras la nevera descubren que el asesino ha escrito “gula”. Cuando se encuentran el segundo cuerpo, un abogado al que ha obligado a cortarse un quilo de carne del vientre y la palabra “avaricia”, la lógica del asesino queda a la vista: el psicópata asesina a gente que cumple con alguno de los sietes pecados capitales; gula, avaricia, pereza, lujuria, soberbia, envidia e ira.
 
 
Freeman y Pitt encarnan a la pareja de detectives
 
Por su parte, Tracy intenta acostumbrarse a la abrumadora y fría Nueva York, con su marido ocupado en el caso de los sietes pecados capitales y como único conocido el detective Somerset.
 
Gwyneth Paltrow y Brad Pitt
 
Pronto descubrirán que quien anda tras los crímenes es un tal John Doe (Kevin Spacey), deben atraparlo antes de que acabe su macabra obra. Queda poco para que complete sus siete pecados capitales.


Si os gustan los thrillers policíacos, asesinos en serie que hacen sudar sangre a los detectives y una buena trama con un final inesperado y grandioso, mas os vale que la hayáis visto ya. Un clásico del cine policíaco, un grande del cine.


Sus premios y su reparto te preparan para un gran film. Nominada al Óscar por el mejor montaje y al BAFTA por el mejor guión original. Mejor actor de reparto para Kevin Spacey por parte del National Board of Review y el Círculo de críticos de Nueva York. Ganó el MTV Movie Adward a la mejor película.

Kevin Spacey

 

Un siempre enorme Morgan Freeman con un estelar Kevin Spacey cumplen con creces con sus papeles y elevan el cine de intriga al séptimo arte, siete como los pecados de Seven. Y unso jovencísimos Brad Pitt y Gwyneth Paltrow, por aquel entonces parejas, que empezaban a brillar con luz propia.

Calificación: 9/10