Se puede ganar dinero en Internet

 
Típico típico y después nadie se lo cree. Mal hecho. Bueno, depende de la situación bien hecho. Yo solo os recomiendo cosas que he visto o probado y os voy a presentar dos métodos (en Internet) y otro en móbil que sé que son reales, sin trampa ni cartón. No pretendo tomar el pelo a nadie ni estafar, ¡para qué! solo enseñaros fáciles maneras de poquito a poquito ir sacando dinero y poder obtenerlo sin complicarte.
 
¿Cómo funciona? Son páginas a las que te registras. Os registráis a mil páginas absurdas de las que ni recordaréis la contraseña nunca. Nombre, mail y esas cosas. Estas páginas os envían al correo que habéis facilitado publicidad. ¡Oh más correo basura, no gracias! No. Lo único que debéis hacer es abrir el correo, hacer click en la imagen de la publicidad o, abajo, hay un link que pone algo así como: si no ves bien este mail… Le dais, a la imagen o al link, se abrirá la ventana de la publicidad, cuando esté totalmente cargada, la cerráis y podéis borrar el mail. ¿Fácil, no? No os llegan 10 al dia, 2-3 máximo, y cada uno son unos céntimos que ganas.
 
Cuantos más seamos, mejor. Es la clave de estos sitios. Normalmente la gente, por alguna extraña razón, no quiere hacer estas cosas, no se fían o yo que sé. Mis datos… bueno, todos tenéis Facebook, él vende vuestros datos y no os borráis la cuenta. La idea es: tú te lo haces y en tu área de usuario te dan un link de referidos. Si tus amigos se añaden desde ese link, tú también ganas un poco gracias a ellos. Así que, cuantos más lo sigáis, más rápido irá porque trabajáis de manera múltiple. 
 
¿Dónde es seguro y comprobado? Aquí os traigo los tres lugares de los que tengo conocimiento que realmente funciona y en los que ando metida, todos siguen la tónica que os he explicado antes.
 
Es-Facil 
O no tanto… su principal problema es que tienes que llegar hasta los 60€ o no podrás retirar el dinero, suena muy mal o muy bien. Si tienes amigos que también lo hacen, y cuántos más, antes llegareis. ¿Quién no quiere 60€ porqué si?
 
 
Sumaclicks 
No existía mejor nombre, y suma y suma, que es la idea. Es muchísimo más rápido que el anterior, con que llegues a los 10€ ya puedes retirar tu dinero y seguir, mandan más mails que el anterior pero nunca tendréis 10 al día (si dejáis acumular puede que asuste un poco, pero cada mail es dinero, así que es bueno).
 
 
Y para los que ya teneis super smartphones:
 
Qustodian
Mismo sistema pero por móbil. Te registras online, desde tu ordenador, y te descargas la aplicación en el móbil y de vez en cuando tendrás un mensajito nuevo. Le das, ves las páginas o lo que tengas y sales. Con 10€ ya puedes retirarlos y disfrutarlos.
 
Nada más que deciros, yo ya he hecho mi pequeña contribución, no digáis después que hace falta dinero, no téneis trabajo… esto no os salva la vida, pero de poco en poco podéis ir ganando dinerito sin suponeros un esfuerzo ni un engorro. Sacádle partido a Internet.

Twitter y la nueva guerra de los mundos

Las redes sociales hoy en día se están convirtiendo (si no lo son casi ya) en nuevos medios de comunicación. He querido enfocarme en Twitter pues su velocidad, tamaño de información que crean y los rollos del trending topic y hashtag le dan una dimensión diferente y más periodísticas que Facebook. A mi no me gusta Twitter, de hecho no tengo (el blog sí para que lo sigais desde donde os vaya mejor) pero es una realidad ya, y sus temas son temas para muchos medios de comunicación tradicionales.


 
No se puede negar su papel, y por eso, tanto personajes públicos (con sus correspondientes deslices y cagadas) como periodistas optan por este medio para ponerse en contacto con el mundo y comunicar. 
 
 
Precisamente en el punto que se empieza a comunicar por Twitter empieza nuestro tema. Antes de sumergirnos, quiero hacer un breve paréntesis para hablaros de uno de los momentos clave del periodismo: La guerra de los mundos de Orson Welles. Para todos los que hayáis estudiado periodismo, o simplemente de culturilla general, este episodio es tan anecdótico-patético como importante para el periodismo. Os hago un breve resumen.
 
30 de octubre de 1938. Emisora CBS. Estados Unidos.
En el radioteatro de la emisora se interpreta una adaptación de la novela de ciencia ficción “La guerra de los Mundos” de Orson Welles. El guión adopta la forma de un noticiario que va relatando los hechos. Su ejecución periodística es perfecta, una auténtica retransmisión. Demasiado perfecta. Se había ido avisando: esto es ficción. Parece que nadie tenia puesta la radio en ese momento. El noticiario empezaba con un:
Señoras y señores, les presentamos el último boletín de Intercontinental Radio News. Desde Toronto, el profesor Morse de la Universidad de McGill informa que ha observado un total de tres explosiones del planeta Marte entre las 7:45P.M. y las 9:20P.M”
Y de pronto, se interrumpía la “programación” para una últimisima hora:
Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado… ¡Espera un minuto! Alguien está avanzando desde el fondo del hoyo. Alguien… o algo. Puedo ver escudriñando desde ese hoyo negro dos discos luminosos… ¿Son ojos? Puede que sean una cara. Puede que sea…”
 
Y se armó. La gente no oyó la parte de: esto es una ficción radiofónica, y el caos se desató. Realmente creyeron que unas criaturas extraterrestres a las que no veían ni oían, les atacaban y aniquilaban con un rayo de luz y gas. El poder de los medios de comunicación de masas había actuado.
Podríamos considerar que los norteamericanos del 1938 eran unos ingenuos y algo tontos. Creerse que estaban sufriendo una invasión alienígena. Lo cierto es que la culpa fue del periodismo y de la voz del actor que tan bien hizo de periodista. Pues es periodista es una figura que legitima que lo que se dice, por increíble que parezca, es cierto. Hasta que los medios de comunicación no informen de ello no es verdad. Y lo estaban diciendo. Nadie comprobó nada, o muy pocos.
 
Paradójicamente hoy en día nos encontramos con un desprestigio y falta de credibilidad del periodismo en sí, sin embargo, el papel y poder del periodista está intacto. Por mucho que puedan decir. Si sale en la edición digital del periódico, interrumpen programación de radio/tv con una noticia. Es que es cierto. Y eso les pasó a los estadounidenses.
 
¿Hoy podría pasar? No sé si llegaríamos al nivel de invasión alien, prefiero no saberlo. Pero la respuesta es SÍ. Y ni siquiera hace falta que salga en los medios propiamente. Aquí es donde entra Twitter.
 
Un periodista usa su Twitter e “informa” de un hecho. Pongamos algo no real y sin embargo verosímil. Esta persona, que tendrá unos cuantos miles de followers, escribe un tweet del estilo: “Estados Unidos y China en guerra. Las Coreas enfrentan a los gigantes. ¿Qué va a hacer la ONU?”
Los followers del periodista, los que lo ven, lo retweetean al momento. Es posible que también lo publiquen en Facebook. Sus contactos repiten el proceso y la bola crece de manera brutal. Habrá algunos, eso sí, que iran a comprobar los medios de comunicación para ver si dicen algo de eso, y si no ven nada, no se lo van a creer de momento. ¡Voilà! Imaginad que pasa si los medios también lo dijeran, aunque fuera falso, creyendo que es real (no seria la primera vez que se tragan una bola así).
 
Eso demuestra que el Twitter, su inmediatez, unida a la figura del periodista como legitimador de la información, podrían crear una nueva guerra de los mundos. Puede que el ejemplo sea algo grande y no puedo imaginar que pasaria, pero con noticias a nivel más local, lo que se puede mover.