Crêpes con chef Mandy

Fuente

Con el verano lo que más apetece tomar son postres así que para retomar nuestra sección de gastronomia que mejor que unos deliciosos crepes muy fáciles de hacer y en poco tiempo.

Lo bueno de las crepes es que ya no es solo la masa, que no está mal, es que pueden ser todo lo que quieras: dulces como el chocolate o saladas como el jamón, solas o con sirope, o con nata. Como postre o como comida si va bien rellena. Una delicia, vamos, y además, sencilla.

Pasos a seguir

 

Echamos la harina en una fuente y añadimos poco a poco, con la batidora de varillas, la leche, los huevos, la sal y el azúcar. La masa ha de quedar lisa pero no espesa. La dejamos reposar 5 minutos. 

A continuación untamos una sartén mediana con la mantequilla y esperamos a que se caliente a fuego mediano. 

Debemos repetir la operación de engrasar con mantequilla la sartén con cada crepe.



Para hacer la primera crepe echamos un cucharón sopero, de los de sopa, y la repartimos para que ocupe toda la base de la sartén.







Una vez dorada como 1 minuto a fuego suave la capa de debajo de la crepe la despegamos con ayuda de una espátula y le damos la vuelta para dorar la otra cara.






Como hemos dicho antes se pueden rellenar de lo que queráis, queso, jamón, chocolate… Las opciones son todas y el gusto increíble.Consejos de presentación: las crepes saladas van bien con ensalada, queso, carne con salsa o verdura. Las crepes dulces con chocolate, mermelada o nata.

Bon apéttit!

 

Tarta de chocolate

De postres va el tema. Tras el bizcocho de limón llega la tarta de chocolate. Esta vez no tendremos fotos del paso a paso, pero creo que el resultado es suficientemente apetecible, ¿no? Vamos allá pues.

 
Ingredientes (para un molde o bandeja rectangular grande):
– 1 litro de leche entera
– 13 cucharadas de azúcar
– Nata líquida para montar
– 3 sobres de Flanín (o sobres de preparación de flan, tipo los que comercializa Royal)
– 2 tabletas de chocolate para fundir Nestlé
– 1 paquete de galletas hojaldradas (galletas María, pero un poquito más gruesas)
Preparación: 
1. En un vaso o recipiente, disolver el flan con un poco de leche entera.
2. Echar el resto de la leche en una olla y mezclar con el azúcar hasta hervir. 
3. Cuando hiervan la leche y el azúcar, echar la disolución de antes (la del flan, vigilad que no queden grumos), y remover sin parar hasta espesar. Dejar enfriar 2 minutos más o menos.
4. Paralelamente, fundir las dos tabletas de chocolate al baño maría con un poco de agua, y añadir la nata hasta que nos quede una crema de chocolate (echar medio bote de nata líquida si éste es pequeño, más o menos).
5. En una bandeja, en la que vayamos a servir la tarta, colocaremos las siguientes capas. Primero una de galleta, después una de flan, otra de galleta, una de chocolate, una de flan y, finalmente, otra de chocolate. Debemos tener cuidado de que las capas de galleta queden bien recubiertas. 
6. Dejar enfriar en la nevera. Puede hacerse el mismo día para comer, por ejemplo, por la noche, pero queda más buena si es de un día para otro. Cuánto más fría esté, mejor.
7. Decorar si se desea, bien con fideos de chocolate o frutos rojos.
 
Gracias a Vicky Lagos Vives, nuestra colaboradora habitual y hoy también, pastelera. ¡Que aproveche!

Bizcocho de limón

La foto que os prometí del delicioso bizcocho

 

 

No osaréis decir que no tiene una pinta tremenda… Para los que os perdisteis la receta no hace falta que bajéis a buscarla. Os dejo el link de la entrada. ¡Saboreadlo!
 
Por cierto, ¡Feliz Año Nuevo 2012 a todos desde Viviendo Cultura!

Hacemos bizcocho de limón

El objetivo es conseguir este sabroso bizcocho. Mañana os subo una imagen de como se ve por dentro, hay que dejarlo reposar antes. Vamos a por la receta, para unas 6 personas:




Ingredientes

  • 1 limón
  • 1 yogur de limón
  • harina
  • 3 huevos
  • aceite
  • azúcar
  • 1 sobre de levadura
  • mantequilla (opcional)
 
Vamos a ello:
  1. Llenamos el recipiente con el yogur de limón, le añadimos los 3 huevos. Usamos el yogur vacío como medidas y echamos 3 de azúcar. Con todo, lo batimos hasta que salgan burbujitas.

2. Llenamos 3 medidas de harina, hasta arriba. Podéis tamizarlo si queréis, quedará más esponjoso. Con la última de harina le añadimos el sobre de levadura, y volvemos a batirlo. Ya podemos poner a precalentar el horno, 180ºC.
 

 
3. Venga que queda poco. Ahora toca añadir 3/4 de medida (osea del yogur) de aceite. Y para finalizar con los ingredientes, rallamos la piel del limón y añadimos la ralladura al recipiente. ¡A batirlo todo bien!
 

4. Podemos ir preparando el molde. Hay dos opciones, cogéis la mantequilla y lo untáis o, como hemos hecho. Se echa un chorrito de aceite y con papel de cocina se extiende. Luego se añade harina y se mueve hasta que todo el molde quede cubierto.
 

5. Llenamos el molde con la masa, enterito, no os dejéis nada o después os quedaréis con ganas de más. Entonces lo colocáis en el horno durante 40 minutos. La espera va a valer la pena.
 

6. Pasados los 40 minutos de impaciente espera, cerrad la puerta de la cocina, para que no se desinfle, por si acaso. Pinchadlo, vaya a ser que quede aún líquido con lo que le haría falta más tiempo. Si pasado todo esto, todo tiene buena pinta, sacádlo del horno. Quitadlo del molde y ¡voilà! Delicioso bizcocho. Decorar al gusto o comerlo directamente, está riquísimo.
 

¡Que aproveche! Y Felices Fiestas desde Viviendo Cultura